Me piden que ensaye micropilotes por el método sónico con martillo de mano

Mi consejo es que no te compliques la vida. Es una lotería que salgas airoso de ese empeño.

El problema es que el método sónico no casa bien con un elemento estructural que, aunque es lineal como los pilotes, tiene su sección repartida entre dos materiales muy diferentes: acero de armadura y lechada o mortero de inyección. Las armaduras de acero de los micropilotes suelen ser tubulares de gran espesor, o barras roscadas de gran sección, lo que hace que la cuantía de acero sea muy grande. Y en esas condiciones, las hipótesis de base de la teoría de la ecuación de la onda en un medio unidimensional no se cumplen, por lo que es muy difícil obtener buena respuesta del micropilote a la onda sónica creada con el martillo de mano, y mucho más difícil todavía es interpretar las gráficas obtenidas.

Y además, la sección del micropilote suele ser muy irregular, lo que también va en contra de las hipótesis teóricas del método.

En resumen, no te compliques la vida, salvo que tengas micropilotes con poca sección de armadura, con pocas barras corrugadas de no mucho diámetro, y no muy largos. En ese caso, puede que tengas suerte.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.