¿Mis pilotes están bien o no?

Esto es lo que muchos jefes de obra o de producción preguntan cuando salen anomalías en los ensayos de integridad. Lo que pasa es que a veces se lo preguntan a un agente equivocado: el que ha hecho los ensayos.

Los ensayos sónicos y ultrasónicos de pilotes son una herramienta de auscultación, pero no se les puede pedir más que dos cosas:

  • Detectar los posibles fallos en el pilote
  • Hacer una estimación de en que pueden consistir esos  fallos detectados en el pilote

En ningún caso es función de quién realiza los ensayos el calificar los pilotes como admisibles, reparables o rechazables. Esa es una función que corresponde a quien tenga la responsabilidad técnica de esa cimentación desde las diferentes instancias que intervienen en la construcción, y en definitiva, del director de la obra. En un simil sanitario, sería como si al radiólogo que hace una radiografía del torax de una persona se le pidiera que, además de la radiografía, realizara el diagnóstico y estableciera la gravedad del enfermo y el tratamiento a realizar.

Lo que si se puede pedir al ensayador de los pilotes es que indique, en base a su experiencia y formación, a que pueden ser debidas las anomalías que aparecen en las gráficas de ensayo: inclusiones de tierra, fallos en el hormigón, condiciones inadecuadas para el ensayo, problemas en los equipos de ensayo, u otros.

2 comentarios sobre “¿Mis pilotes están bien o no?”

  1. Mi experiencia en estos casos: El Director de Obra te dice que no sabe de que le estas hablando y te remite al proyectista, que dice que de control de pilotes no sabe nada, que él sólo calcula la estructura, entonces llaman a toda prisa al que hizo el geotécnico, que no sabe de que le están hablando porque desde que lo hizo no ha vuelto a saber nada de esa obra y tiene que mirarlo, y así podríamos seguir. Al final el Jefe de Obra le pregunta al que ha hecho el ensayo y si dice que está bien, ya está.

    1. Gracias por esta experiencia personal.
      Revela la necesidad de que exista la figura de un responsable geotécnico dentro de la Dirección de Obra, que entienda realmente de geotecnia y de las pruebas y los ensayos que se realizan. Porque lo que revela tu respuesta es que, en la mayoría de los casos, la dirección de obra ni sabe ni entiende de una parte fundamental de la construcción que dirige como es la cimentación.
      Tema difícil de resolver, ya que detrás hay poderosos intereses económicos y grupos de presión asociados a ellos. ¿Debería compartir el director de obra que no entiende de cimentaciones sus honorarios con esa nueva figura del responsable geotécnico? Porque el propietario no querrá pagar más por su dirección de obra ¿o sí?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.