El proyecto me pide que ponga tubos de 100 mm de diámetro en los pilotes

Pues no son necesarios, y te están haciendo gastar un dineral en tubos. Me explico:

Para poder realizar los ensayos ultrasónicos «cross-hole» de integridad de pilotes es preciso dejar unos tubos huecos en el hormigón del pilote, de manera que se puedan introducir las sondas ultrasónicas a lo largo de toda su altura. En otras entradas de este blog se dan detalles de estos tubos, dejando claro que deben ser de acero, con diámetro interior 40-50 mm.

¿Por qué algunos proyectos especifican tubos más gruesos si no son necesarios para el ensayo? Usualmente se colocan uno o dos tubos más gruesos para poder realizar a través de ellos perforaciones en la punta y comprobar como ha quedado el terreno de apoyo del pilote por debajo de la punta, ya que con las sondas ultrasónicas solo se comprueba la integridad del pilote hasta la profundidad a la que llegan los tubos.

Pero estos tubos gruesos son perjudiciales para el ensayo, porque contienen mucha más cantidad de agua, que por una parte es necesaria para que las ondas ultrasónicas pasen del sensor a la pared del tubo, pero que también frenan las ondas y las hacen perder energía, con lo que el ensayo pierde resolución y calidad, obteniéndose curvas irregulares y poco útiles.

Si solo es grueso uno de los cuatro o cinco tubos a instalar el problema puede ser menor, ya que los perfiles ultrasónicos entre dos tubos siempre tendrán uno de los dos tubos adecuado. Pero si son dos o más los tubos gruesos tenemos un problema, ya que podemos llegar a tener varios o todos los perfiles ultrasónicos (o diagrafías) de baja calidad.

La mejor solución, si se quieren dejar tubos de gran diámetro para perforar la punta a través de ellos, es colocar unos tubos específicos para este propósito, y dejar los tubos para el ensayo con su diámetro interior correcto, que es entre 40 y 50 mm. En este caso tenemos la ventaja de que el tubo o los tubos para perforaciones pueden ser de material plástico más barato, ya que no importa que se despeguen del hormigón.

Y si, a pesar de todo, se colocan tubos de acero de 75 mm, 100 mm o incluso mayores, resultará que tendremos instalada en el pilote una sección de acero superior a la que se contempla en el cálculo estructural. Entonces, ¿por qué no quitamos barras corrugadas de la armadura de refuerzo para compensar el exceso de acero que se introduce con los tubos?

Más detalles en nuestra Especificación Técnica para ensayos de integridad de pilotes.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.