Control de vibraciones

La hinca de pilotes y otras actividades de construcción de cimentaciones profundas producen vibraciones en el terreno que se transmiten a las estructuras cercanas.

El control de esas vibraciones es fundamental para poder estimar sus posibles efectos perjudiciales en las construcciones que se encuentren dentro de un cierto radio de influencia. En el caso de las vibraciones producidas por voladuras, su control es obligatorio y forma parte de la rutina del trabajo. Pero en el caso de la hinca de pilotes y de la construcción de pilotes y pantallas “in situ”, el control de las vibraciones inducidas en las construcciones vecinas frecuentemente se realiza solo como consecuencia de quejas y reclamaciones de los usuarios afectados, lo que suele llevar a paradas imprevistas de los trabajos y a retrasos en el programa de ejecución, con los perjuicios económicos consiguientes.

Las normas e instrucciones relacionadas con cimentaciones suelen incluir limitaciones para las vibraciones que se transmiten a las estructuras. Las  más utilizadas en España para estos casos son: el Código Técnico de la Edificación (CTE), la norma UNE 22381 referente a voladuras, y la norma DIN 4150-3 alemana.

Resulta pues recomendable realizar controles de vibraciones de forma sistemática durante la hinca de pilotes y durante la construcción de pilotes y pantallas “in situ”, como método preventivo para reducir las pérdidas económicas que suelen generar las reclamaciones por este motivo.

CFT & Asociados disponemos de experiencia en la medida de vibraciones y de ruidos, por lo que podemos ayudarte. Para más información utiliza la opción de menú “Contacto”.