¿Se van a poder hincar realmente los pilotes hasta donde tienen que llegar?

Esta es la pregunta clave antes de empezar una obra de hincado de pilotes prefabricados de hormigón. Se dispone de un proyecto en el que se han calculado los pilotes hincados en base a las cargas y a las propiedades del suelo que indica el informe geotécnico, especificándose la profundidad que tienen que alcanzar. Luego el contratista especializado te propone un modelo de pilote prefabricado de su catálogo y una maquinaria de hinca con un martillo determinado.

¿Cómo compruebas tú que lo van a conseguir, que alcanzarán la profundidad esperada y además sin machacar el pilote prefabricado? La respuesta está en los modernos programas de ordenador que modelizan matemáticamente el funcionamiento del proceso de hinca y la interacción entre pilote y terreno, utilizando la ecuación de la onda. Nosotros utilizamos GRLWEAP, el más difundido en el mundo. Mediante este software podemos ayudarte a:

  • Predecir la resistencia de hincado, las tensiones dinámicas de hinca, y las capacidades de carga del pilote estimadas, correlacionadas con el conteo de golpes a observar en obra (“rechazo”).
  • Seleccionar el martillo más adecuado.
  • Determinar si el pilote sufrirá tensiones excesivas a una profundidad determinada o si habrá rechazo antes de llegar a la penetración del pilote deseada.
  • Calcular el tiempo total de hincado.

Más información en nuestro documento El control de calidad de los pilotes prefabricados hincados.